jueves, 10 de diciembre de 2015

VENENO

Veneno
Como los arboles del otoño que arranca sus hojas sin piedad,
así es el veneno de tu alma que corroe hasta la piel.
Salpicada por tu barro nauseabundo,
quebraste mi alma sumergiéndola en las tinieblas del rencor.
Somos el infierno de los perdones no permitidos.
 El odio  que nos envolvió en su manto más oscuro.
El desasosiego en cada amanecer.
Sin embargo, permanecimos juntos hasta la locura.
embriagados de rencor hasta el final.

2 comentarios:

  1. Amiga que poema!! gRANDIOSO COMO TODO LO QUE HE LEIDO DE TI.....

    ResponderEliminar
  2. Hay venenos a los cuales a veces tenemos adiccion. Hermoso poema

    ResponderEliminar